Noticia

04/05/2017

Viñedos franceses afectados por las heladas registradas esta primavera

El problema empezó con Champagne, pero luego  se extendió por varias zonas de Europa occidental: el hielo primaveral hizo estragos en las viñas, ya brotadas. Y hay regiones como Borgoña, y particularmente Chablis, en las que se repite la situación de 2016. El hielo llegó muy al sur: en Languedoc, en los alrededores de Narbonne, los daños fueron muy serios.

Según informó  ‘Decanter’, el presidente de los viticultores del departamento del Aude, Frédéric Rouanet afirmó que “gran parte del viñedo está dañada y hay cepas totalmente destruidas”.

Más al norte, en el Jura, heladas de 2º bajo cero bastaron para matar los brotes, y han quedado dañadas entre el 30% y el 90% de las cepas en las AOC Arbois y Château-Chalon.

En el Loira el problema es crónico. En Pouilly-sur-Loire se va a perder un 30% de la cosecha, mientras que en Montlouis los viticultores, desesperados porque han sufrido estragos en tres de las cinco últimas añadas, han sufragado el costo de varios vuelos de  helicópteros para que sobrevolasen las viñas a baja altura: mover el aire es una forma de calentarlo y evitar la helada y según informó la agencia AFP, ese intento parece haber dado buenos resultados.

En Alsacia, el viñador Gérard Schaffar explicaba que las cepas de gewürztraminer que iban más avanzadas se quemaron en su totalidad  y sus hojas “parecen tabaco tostado”.

 

En el Valais suizo la helada ha sido peor que la última vez que tuvieron una muy grave, en 2012, quedando afectadas 550 hectáreas.

Fuente: Todo Vinos