Noticia

21/06/2017

El mezcal, un destilado que marca tendencia

 

El mezcal es el resultado de la destilación de la planta de maguey o agave -que data aproximadamente desde hace poco más de 10,000 años-, y  que se solía  utilizar como alimento y para la extracción de fibras.

Hace poco más de 400 años se le otorgó el nombre mezcal a todas aquellas bebidas que eran producto de un proceso de destilación del agave. En tiempos de la conquista y toda la colonización europea estos derivados tuvieron incremento.

El nombre mezcal proviene del náhuatl mexcalli que su etimología está compuesta por dos palabras en dicha lengua que significan: metl-maguey; ixcalli-cocido.

Existen 2 tipos de mezcal por modificaciones que están presentes en sus procesos, el minero, que se obtiene de una doble destilación y su sabor es mucho más fuerte; y el de gusano que es un mezcal minero al que se le agrega el tan afamado gusano de maguey.

Por otro lado, los tipos de mezcal de acuerdo a su añejamiento son los siguientes:

·          Blanco, este se añeja alrededor de 2 meses y es el más joven.

·          Reposado, su proceso de añejamiento oscila entre los 2 meses hasta los 12.

·          Añejo, un año es su tiempo mínimo en barrica.

En este contexto, vale la pena resaltar cinco mezcales que por su producción, ensamble de destilación, agaves y procesos de añejamiento han destacado por su excelencia.

 

1. Mezcal Divino 1984

Este es el destilado con más historia y una muy curiosa, ya que un accidente fue lo que hoy trajo al mundo del mezcal algo inédito: un mezcal en barricas por 30 años. Su nacimiento fue producto de una idea de la cual no se esperaba nada a cambio y terminó por convertirse en nada más que un olvido. Es raro que el agave conserve sus notas después de tantos años pero esta vez sucedió por el tipo de barrica empleada, que fue la jerezana.

Este mezcal es de los más exclusivos porque de tan sólo 1,200 botellas que surgieron de este “olvido” únicamente 600 estarán disponibles en México teniendo un costo de $10,000, mientras que la otra mitad se repartirá al resto del mundo.

 

2. Máscara de Xaguar Naranja / Las Garrafas

Esta es una empresa mezcalera que surgió en el 2011 y cuyo principal objetivo fue hacer un tributo milenario. A pesar de su corto tiempo en el mercado, ha predominado por su producto ultra premium que ensambla al arte y la cultura.

Su nombre surge por la inspiración de la pintura “Las Garrafas” del artista Leovigildo Martínez de origen oaxaqueño.

La elaboración de este destilado es 100% artesanal, lo cual lo vuelve un mezcal aún más exclusivo. Su producción abarca solamente  4.000 botellas y  fue premiado con la Medalla doble de Oro de la competencia de San Francisco Spirits Competition.

 

3. Zignum Mezcal

Esta es una casa que ofrece exclusivamente 3 mezcales:

·          Zignum Silver es el más joven de la familia y tiene notas cítricas y herbáceas, emplea como agave principal el espadín originario de Oaxaca.

·          Zignum Reposado es un destilado un poco más maduro: se reposa durante 8 meses en barricas de roble blanco americano lo que hace que tome una coloración naranja con tintes marrones.

·          Zignum Añejo que tiene aproximadamente año y medio de maduración inmerso en barricas de roble blanco francés con notas robustas amaderadas y tintado de color ámbar -esto por el tiempo que lo dejan reposando-.

 

4. Edición Limitada No.1 / Mezcal Los Danzantes

Esta casa mezcalera inició producción en 1997. Tras 20 años de una producción artesanal constante de este destilado con D.O. de Oaxaca, ha creado un legado bastante amplio en la historia del mezcal. Esta edición limitada está hecha con 3 especies de agaves distintos, un 53% de tobalá, 33% de espadín y 14% cuishe. De esta manera se concierta un ensamble perfecto para detectar las notas exactas de un buen mezcal con un porcentaje de alcohol del 47.3.

 

5. Ensamble 103 joven 46º / Tribal Mezcal

Es un mezcal premium 100% de agave que ensambla -como su nombre lo dice- a través de distintos procesos artesanales aromas cítricos como toronja, cáscara de naranja, piña, tomillo, jícama y arcilla con un color cristalino (por ser de añejamiento joven) y notas minerales y ahumadas ligeras con toques de toronja en una textura firme.

El año pasado obtuvo la presea como el mejor mezcal en el San Francisco World Spirits Competition.

 

 

 

 

 

Fuente: Forbes