Noticia

10/08/2017

Tres países europeos controlan más del 80% del mercado mundial de espumantes

El Champagne, Prosecco y Cava ‒Francia, Italia y España, respectivamente‒  lideran las ventas mundiales de vinos espumosos. El Champagne francés se sitúa como líder absoluto, con casi la mitad del negocio total de todo el planeta.

La nueva nomenclatura combinada y códigos aduaneros mundiales, en vigor desde el 1 de enero de este año, permiten sumar a la identificación que ya existía de Champagne, las de Cava y Prosecco. Los tres son los principales vinos espumosos que se exportan en el mundo pero, gracias a estas nuevas estadísticas, podemos observar y seguir a partir de ahora sus notables diferencias en cuanto a posicionamiento y relevancia mundiales.

Con los datos disponibles para el primer trimestre de este año y sin posibilidad aun de poder compararlos con datos similares de años anteriores, se comprueba que entre enero y marzo del 2017 se exportaron en el mundo 166,7 millones de litros de vinos espumosos, por importe de 1.117,7 millones de euros, a un precio medio de 6,71 €/litro, el más elevado entre todas las categorías de vino.

En botellas, estas cifras suponen un total de 222,2 millones de botellas de vinos espumosos exportadas en el trimestre por un precio medio ligeramente superior a los 5 euros por botella.

En su conjunto, Francia, Italia y España supone el 83% del valor total de las exportaciones mundiales de vinos espumosos en el trimestre y el 86,9% del volumen.

Si en lugar de por países lo observamos por denominaciones de origen, Champagne, Prosecco y Cava suman dos tercios del total de las exportaciones de vinos espumosos en euros y cerca del 47% del volumen.

Sin embargo, con grandes diferencias entre ellos: Champagne tiene el liderazgo absoluto de la categoría en valor, pese a su escaso volumen y gracias a unos precios medios muy elevados, mientras Italia domina el mercado en volumen y España se sitúa en ambos casos en tercera posición, con cierta relevancia en litros y más escasa en euros.

 

1.- Champagne:

Este espumante  factura casi la mitad del negocio mundial. Sobre las cantidades totales antes vistas de los tres grandes productores de vino espumoso en el mundo, el Champagne francés supone el 48% del valor y apenas el 12% del volumen, al venderse mucho más caro que cualquier otro vino espumoso de sus competidores: 26,72 €/l de media en el trimestre, frente a la media mundial 6,71 €/l o la media de otros espumosos francés noChampagne de 4,27 €/l.

Uniendo Champagne a otros espumosos exportados desde Francia, de los que el volumen fundamental son otros espumosos con DOP (5,3 millones de litros) y espumosos sin ningún tipo de indicación (7,4 millones), las exportaciones francesas de vinos espumosos alcanzan el 53,4% del valor mundial y el 20,4% del volumen.

 

2.-Prosecco:

El espumante italiano, vende el doble de botellas que Champagne o Cava. A menos de la mitad de la facturación de Champagne, pese a su gran crecimiento de los últimos años, se sitúa el Prosecco italiano que exportó en el primer trimestre del año 38,3 millones de litros por importe de 148,5 millones de euros a un precio medio de 3,88 €/l. Estos 38 millones de litros o 51 millones de botellas suponen casi el doble que los 26,8 millones de botellas de Champagne o los casi 26 millones de botellas de Cava.

Por otro lado, su relevancia dentro de las exportaciones mundiales de vinos espumosos es notablemente inferior a la de los franceses y también es algo menos importante dentro de las exportaciones de espumosos del propio país, Italia. En el contexto mundial, el Prosecco supone el 13,3% del valor total y el 23% del volumen. Junto con el spumanti de Asti (18,7 millones de Euros en el trimestre y 5,6 millones de litros) y otros vinos espumosos italianos, de los que son especialmente importantes los de otras DOPs y los que no llevan indicación de origen alguna, las exportaciones italianas globales de vinos espumosos alcanzan el 22% del valor total y el 45% del volumen.

Dentro de las ventas exteriores del propio país, si el Champagne supone el 90% del valor y el 59% del volumen de las exportaciones de vinos espumosos francesas, Prosecco representa el 60% del valor y el 51% del volumen de las italianas, mientras las exportaciones de Cava suponen el 73,5% y el 54% respectivamente de las exportaciones españolas de vinos espumoso, entre las que también tienen cierta relevancia las ventas de vino espumosos con otras DOPs o sin indicaciones geográfica.

En cuanto a los precios medios, Prosecco se sitúa claramente por debajo del Champagne (3,88 €/l frente a los más de 26,70 €/l del segundo) pero por encima del Asti (3,35 €/l) y ambos se exportan más caros que el Cava español (3,20 €/l).

 

3.-Cava:

            Según estas estadísticas oficiales, España exportó con indicación Cava en el primer trimestre del año 19,5 millones de litros (25,9 millones de botellas en tres meses) a un precio medio de 3,20 €/l para obtener una facturación de 62,2 millones de euros.

Es decir, apenas 0,6 millones de litros menos que Champagne pero casi 10 veces menos en euros y, sin embargo, prácticamente la mitad del volumen del Prosecco y 2,4 veces menos en valor.

 

 

 

Fuente: Vinetur