Noticia

10/08/2017

¿Se gesta una guerra de vinos entre Argentina y Chile?

La discusión por la importación de vinos levanta la temperatura y ahora aseguran que un grupo de productores quiere parar camiones que lleguen con vino chileno y derramar el contenido en la ruta.

Esta opción, contó el Eduardo Garcés, de la Federación de Viñateros de San Juan, sería un recurso de última instancia que propusieron un grupo de empresarios y que la asociación no descarta del todo.

“Las bases quieren hacer como en Francia, donde paraban los camiones con vino español y derramaban el contenido, yo no lo descarto y la vamos a analizar porque si no escuchamos a los productores ellos nos pasan por arriba”, explicó Garcés.

Además, el dirigente contó que los productores más entusiasmados con la propuesta ya idearon dos posibilidades para derramar el vino. “Unos quieren parar los camiones en la ruta, cruzando camionetas, y otros propusieron ir en moto y abrir las válvulas desde atrás”, explicó.

En el pasado las protestas más extremas fueron un tractorazo que paralizó la ciudad de San Juan hace unos 17 años y un corte de ruta en el que los viñateros quemaron un auto en la calzada para impedir el paso.

Garcés dijo que estas opciones serían puestas en evaluación si falla el último proyecto de los viñateros, que fue enviado al Ministerio de Producción. Se trata de modificar la forma en la que marcan el origen de los vinos y “poner que son de origen chileno más grande y perfectamente visible, porque ahora lo escriben en negro, con fondo violenta y muy chiquito. Queremos que se vea bien que el vino no es de acá”.

Según Garcés, la forma en la que está hecho ahora “engaña al consumidor, porque muchas veces son marcas conocidas y nosotros nos hemos encontrado hasta a trabajadores de la finca, que compran el tetra y no vieron que en la letra chica dice que están tomando vino chileno, en lugar del que ellos producen”.

El productor explicó que esto desalentaría a los consumidores, porque “el que toma vino es muy patriota, si el sanjuanino va a Bueno Aires y pide un vino local, cuando podría tomar uno de Mendoza que también es bueno, pero quiere apoyar al productor de la provincia”.

 

 

Fuente: Diario El Tiempo de San Juan