Noticia

26/10/2017

Pernod Ricard lanza una serie de Single Malt de Ballantine’s

Por primera vez en sus 190 años de historia, Ballantine’s ya no es solo un blend. Pernod Ricard lanza su nueva apuesta: los Single Malt de Ballantine’s.

Los nuevos Single Malts de Ballantine’s son tres expresiones que forman parte del corazón de la marca. Son de tres destilerías de Speyside que pertenecen a Chivas Brothers, dueños también de la destilería de Glenlivet.

Sin embargo, hasta ahora, el espirituoso producido en Glenburgie, Glentauchers y Miltonduff se utilizaba, casi exclusivamente, para el blend de Ballantine’s. De todas formas, no es la primera vez que se embotellan como Single Malts. Algunos embotelladores independientes como Gordon & MacPhail, Berry Bros & Rudd o Signatory ya habían lanzado expresiones de estas destilerías.

Cada uno de los Single Malt de Ballantine’s nace con la intención de celebrar la tradición e historia de Speyside. De todas formas, la marca ha querido darle un toque moderno a estas nuevas expresiones. Por ello, el empaque se inspira tanto en la marca como en las características de cada destilería.

Para Sandy Hyslop, Master Blender de Ballantine’s, la nueva serie de Single Malts muestra la tradición y las ganas de innovar de la marca. “Cada Single Malt de Ballantine’s se ha creado con la misma artesanía, cuidado y autenticidad que ponemos en cada botella de Ballantine’s”. Asegura, además, que los amantes whisky disfrutarán de estas nuevas expresiones.

Los tres Single Malts de Ballantine’s son expresiones de 15 años que ya se han lanzado en Travel Retail. En breve estarán disponibles también en diversos países.

A continuación, los Single Malt de Ballantine’s:

1.-Ballantine’s Glenburgie 15

La destilería de Glenburgie se construyó en 1829 en los alrededores de Forres. Su whisky, dulce y herbáceo, es el corazón del carácter de Ballantine’s.

Según la destilería, Ballantine’s Glenburgie 15 es un whisky que concentra notas afrutadas y dulzor de miel. “Perfectamente equilibrado, posee suaves aromas de manzanas rojas y peras, además de una textura completa y aterciopelada. Su final es largo y redondo”.

2.-Ballantine’s Glentauchers 15

La destilería de Glentauchers fue diseñada por Charles Doig. Aun y así, fue James Buchanan & Co. quién la construyó en 1898. Tradicionalmente, es un espirituoso floral, ligero y dulce.

Su Single Malt es el encargado de aportarle el suave y delicado final a Ballantine’s. Según la destilería, Ballantine’s Glentauchers 15 “insinúa notas de brezo en la nariz, seguidas de suaves bayas y caramelo de cebada en el paladar. Posee un final increíblemente largo y delicioso”.

3.-Ballantine’s Miltonduff 15

La más antigua de todas las destilerías de esta nueva serie es Miltonduff, que data, al menos, del siglo XVIII. Aunque desconocida, es una destilería potente que produce seis millones de litros de alcohol puro cada año.

El Single Malt de Miltonduff es la base del carácter de Ballantine’s, al que aporta su calor y poder. Ballantine’s Miltonduff 15 es, según la destilería, “un whisky florar con notas de canela. Extremadamente suave, posee notas de regaliz y un final largo y cálido”.

 

 

Fuente: Todo Whisky