Noticia

02/11/2017

Se duplica el número de destilerías irlandesas entre los años 2014 y 2016

Un informe elaborado por la Irish Spirits Association (ISA) concluye que el número de destilerías irlandesas se ha duplicado en solo dos años. El informe también explica que las ventas de whisky irlandés premium han aumentado un 135% desde 2012.

 

Resurgimiento:

El whisky irlandés tuvo una época dorada durante la época victoriana. Su triple destilación, que aporta al destilado de un carácter más suave y fresco, era más del gusto de la sociedad británica del siglo XIX.

Sin embargo, con el paso de los años, los whiskies escoceses fueron ganándole terreno a los destilados de la isla esmeralda. En gran parte, por la irrupción de los blends. La crisis fue tan intensa que a mediados de 1970 sólo había dos destilerías en Irlanda: Bushmills y Midleton.

Podemos situar el principio del renacer del whisky escocés a finales de la década de los 80, principios de los 90. Aunque lo cierto es que cuando más marcadamente se ve esta recuperación es a partir de los 2000.

Según el informe, el número de destilerías con licencia en Irlanda pasó de 9 destilerías en 2014 a 18 en 2016 (y se estima que podrían nacer hasta 16 destilerías más). Hace 5 años solo había cuatro destilerías produciendo en Irlanda.

           

Exportaciones:

En total, el valor de las exportaciones de whisky irlandés (incluyendo licor de whisky) en 2016 ascendieron a 805 millones de euros, vendiéndose casi 16 millones de cajas de nueve litros, unos 200 millones de botellas.

Si nos ceñimos a lo que es puramente whisky irlandés, las ventas crecieron un 11,3% en 2016, llegando así  a los 8,7 millones de cajas de 9 litros, rompiendo la barrera psicológica de los 100 millones de botellas y cimentando así su posición como bebida de más crecimiento del mundo. Se espera que en 2020 esta cifra alcance los 12 millones de cajas de nueve litros.

William Lavelle, presidente de la ISA, insta al gobierno irlandés a proteger a las tres indicaciones geográficas de la isla de Irlanda: whisky irlandés, crema irlandesa y el Poitín.

Lavelle, sin embargo, también advirtió que la industria se enfrenta a una “gran amenaza“. Se trata de la decisión del gobierno de prohibir que imágenes de personas, animales, paisajes de Irlanda y escenas en los bares aparezcan en los anuncios de whisky.

 

Fuente: Todo Whisky